http://www.ombuk.com.ar/elombubonsai/wp-content/uploads/sites/3/2014/02/ultimoAzulNoche.jpg
  • Género: Narrativa
  • páginas
  • Año de Edición2013 | idioma: Español
  • ISBN: 978-987-1950-04-1

Reseña

“El último azul de la noche” de Marcelo Britos reúne cinco cuentos. Los relatos van y vienen en el tiempo y aquellos momentos de la historia se cruzan en una colección de relatos, que reflexionan en torno a la idea de Nación. Ésta, se esconde detrás de los discursos de la guerra, la traición, la desigualdad, el silencio, entre personajes signados por la nostalgia ligada al pasado y a la muerte.

Prologo del libro El último azul de la noche

[fragmento]

El último azul de la noche de Marcelo Britos reúne cinco cuentos: “El caballo del hombre solitario (Tuyutí, 1864)”; “Una mujer que dormía con el vientro (Patagonia argentina, 1921)”;”Niebla (Islas Malvinas, 1982)”, “La orquesta roja (Rosario, 1988)”; y finalmente, el que le da título a esta compilación: “El último azul de la noche (Villa Constitución, 2010)”. En un principio, debido a la definición cronotópica de cada uno de los paréntesis que componen los títulos de los cuentos, parece remitir a diferentes momentos de la historia argentina. Sin embargo, los relatos van y vienen en el tiempo y aquellos momentos de la historia se cruzan en una colección de relatos que reflexionan en torno de la idea de Nación. Ésta se esconde detrás de los discursos de la guerra, la traición, la desigualdad, el silencio, entre personajes signados por la nostalgia ligada al pasado y a la muerte.

Marcelo Britos construye sus ficciones desde una poética melancólica, y se sirve de una multiplicidad de voces para abordar críticamente la historia argentina del siglo XX

Carolina Role, Rosario 18 de marzo de 2013

Acerca del Autor

Marcelo Britos

Marcelo Britos nació en la ciudad de Rosario, Argentina, el 1° de mayo de 1970. Publicó los libros de cuentos Los Dogos (Ciudad Gótica, 2004), prologado por Mario Trejo; Alexandria (UNL Ediciones, 2007); y Como alguien que está perdido (El ombú bonsai, 2011). A finales del 2012 obtuvo junto a la Editorial El ombú bonsai, el premio Estímulo Editorial otorgado por el Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe, para la publicación de una colección de narrativa que incluye su cuarto título en el género cuentos: El último azul de la noche (El ombú bonsai, 2013).
Asimismo, publicó el libro de poesía Para todos los hombres el sur (El ombú bonsai, 2012).
Con su novela Empalme (EMR, 2010), obtuvo el 1° premio en el concurso de narrativa “Manuel Musto”, organizado por la Editorial Municipal y por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Rosario. Su relato La decisión, que forma parte de su primera publicación, fue premiado en el Certamen literario “Haroldo Conti”, organizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.
En el año 2012 fue convocado por la Dirección de Artes Escénicas de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Rosario para adaptar una obra de Shakespeare en el marco del proyecto “Cuatro Cuartetos”, y escribió entonces Detrás del mismo humo, basada en la obra Enrique V y ambientada en el conflicto de Malvinas. Fue llevada a escena con la dirección de Gustavo Postiglione, y la actuación de Raúl Santángelo.
Escribió ficción y ensayos para diferentes medios de la ciudad de Rosario y el País, como las Revistas Ciudad Gótica y Fanzine; y los suplementos Señales del diario La Capital, y Rosario 12 del diario Página 12.

Fragmentos

El último azul de la noche (Villa Constitución, 2010) [fragmento]

“Por último, Empalme. Las vías a la vera de la ruta la hacían inminente. La ciudad fundada en nombre de un progreso que se truncaría a los cien años, que maduraría hasta crecer algunas manzanas desde su estación, una ecuela y la plaza con los rostros solemnes y erguidos de San Martín, Belgrano y Evita. Junto al reparo de la parada de ómnibus, habían instalado sobre una base de piedra una maqueta de la estación de trenes, obsequiada por un gobernador para el centésimo cumpleaños del pueblo en los tiempos en los que hicieron desaparecer los trenes y las fábricas, el sueño de la ciudad y el país pujante”

Una mujer que dormía con el vientro (Patagonia argentina, 1921) [fragmento]

Muchas veces lo imaginó durmiendo. Lo hacía mientras su propio sueño, escuchando el viento que azotaba las maderas de las ventanas. Lo imaginaba recostado en un catre desvencijado, sobre pieles y mantas mugrientas. Pudo sentir el tiritar de ese cuerpo, vio el hálito de los ronquidos. Lo imaginaba también al amanecer, saliendo de los galpones a la hora que indicaba el amanecer pero que era noche aun en el cielo, envuelto en su propio cuerpo –podía verlo– después del mate cocido y el pan. Por eso los fines de semana lo esperaba como aquella vez, como si eso fuera necesario para olvidar lo anterior, para vivir siempre en ese escalón del pasado. Ella imaginaba que él veía, cuando entraba a la habitación como lo hizo esa tarde, sus pies subiendo y bajando desde arriba hasta sus nalgas, la depresión de la espalda cuando cae hacia la cintura y el cabello alterando apenas los hombros, ese cabello que se enredaría en sus dedos y que le harían sentir la suavidad de una lana más fina y agradable que la acostumbrada. También miraba el mar cuando iba hasta el puerto a comprar pescado. Y suponía que el también lo estaría viendo. El recuerdo detrás de las olas eternas, el viento agitándolas. O simplemente la tierra, el manto de nieve que caía sobre ella y sobre las pequeñas colinas que se inundaban de blancos plenos, delatando las huellas de los hombres

Prensa

“El último azul de la noche es una visión del reverso de lo que la historia argentina pretende contar, contada desde lo particular, desde el detalle, desde lo que no está contado en ninguna parte, de lo que parecía muerto para siempre. A riesgo de ser leído superficialmente como se leyó en su momento al género que llamaron novela histórica, o al revisionismo, el texto enfunda un compromiso del autor tanto con su propio tiempo como con la literatura o, mejor dicho, el trabajo literario. Las voces de los textos surgen desde el mismo barro con que se moldeó al primer hombre, con sus bajezas, su inocencia, sus debilidades. Llegamos al extremo de tener que aceptar que el relato es de uno, que jamás puede…” Nicolás Manzi, Editor

 

Enraizando en buena literatura, Beatriz Vignoli, Rosario 12.

Retomando aquella tradición, aborda aquí la guerra del Paraguay, la de Malvinas, la Patagonia trágica, la dictadura y el menemismo, desplegando en cinco relatos una visión crítica (y trágica) de la historia nacional. La memoria para los hechos más cercanos y la investigación histórica para los más remotos son las herramientas que suma Britos a su excelente prosa, cadenciosa y cargada de crepuscular lirismo, para narrar un siglo y medio de heroísmos y desencantos.